InformacionesPortadaProvincialRegional

Más de 170 familias de Floricultores de Longotoma viven momentos críticos y solicitan apoyo económico

Este caso extremo lo viven en Longotoma, La Calera, Quillota e Hijuelas

Floricultores de la región, principalmente de las comunas de La Ligua, La Calera, Quillota e Hijuelas temen perder la totalidad de su producción al no tener la posibilidad de venderla ni el mercado ni en los cementerios, dada la emergencia sanitaria por Coronavirus Covid-19.

El pasado lunes 4 de mayo, el ejecutivo anunció que se abrirían los cementerios en el marco de una nueva conmemoración del día de la madre y producto de esto los floricultores cortaron sus flores para la venta. Sin embargo, dos días después el Gobierno informó que los camposantos a nivel nacional estarían cerrados, perdiendo así toda su producción y quedando de brazos cruzados.

La situación es delicada dado que, los floricultores están botando su producción que a diario suma miles de flores a la basura en espera de soluciones por parte de la autoridad regional.

Es en este contexto que los CORES Cristian Mella y Christian Macaya han impulsado una iniciativa que busca generar una inversión directa a los floricultores de la región de Valparaíso.

En el caso de Hijuelas, los Floricultores han perdido el 75% de su producción, son más de 100 familias las que están viviendo una situación dramática, son pequeños emprendedores de la zona que han tenido que botar literalmente su trabajo a la basura e incluso se han visto en la obligación de despedir trabajadores por la falta de recursos.

En el caso de Longotoma, son más de 170 las familias afectadas y existe una alta posibilidad de despido de 90 personas por la actual crisis que enfrentan como rubro.

Sin embargo, los Cores Cristian Mella y Christian Macaya se encuentran apoyando la solicitud de las familias, quienes proponen que el Gobierno Regional entregue un monto de 500 mil pesos por familia para redestinarlo a la producción.

“El Gobierno regional puede hacer un aporte a los floricultores a través de un programa que financie una pequeña parte de lo que necesiten para poder volver a plantar y tener flores en noviembre, que es una fecha importante para ellos y donde venden gran cantidad por el primero de noviembre. Ellos (Los floricultores) nos plantean un único aporte de 500 mil pesos», indicó Cristian Mella.

Por su parte, Christian Macaya catalogó el cierre de los cementerios como falta de «Creatividad y disposición para analizarlo. Cerrarlos los mató porque es ahí donde concentran la mayor cantidad de ventas”. Además, informó que son más de 170 familias en el valle de longotoma afectadas y existe el peligro latente del despido de 90 personas por la crisis que enfrentan», señalizó Christian Macaya.

De igual forma, la autoridad regional recomendó que, “Indap debe presentar un proyecto al Consejo regional, para poder ir en ayuda de los Floricultores de la región que se concentran en la provincia de Petorca, Quillota y Aconcagua”, finalizó.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar