InformacionesMundial

Rebrote de coronavirus en una ciudad de China tras casi dos meses sin contagios locales en el país

El foco se ha producido en la ciudad costera de Qingdao, donde hay 12 casos y todos relacionados con un hospital que trata a pacientes que regresaron del extranjero y que dieron positivo

Que en la situación pandémica actual un país informe de que tiene sólo 12 nuevos casos de contagio, no sería noticia si no fuera porque la cifra llega a una nación que había estado casi dos meses sin reportar casos locales de coronavirus. Concretamente, según las cifras oficiales, China llevaba 57 días sin infecciones. Un récord en el epicentro de la pandemia que se rompió anoche por culpa de una docena de casos -la mitad asintomáticos- en la ciudad costera de Qingdao, todos relacionados con un hospital que trata a pacientes que regresaron del extranjero y que dieron positivo en los controles fronterizos.

De nuevo, han saltado las alarmas, sobre todo porque aún se desconoce la fuente específica del nuevo rebrote, en un país que vive una normalidad que se parece bastante a la que había antes de la pandemia. Hace apenas unos días, en China la noticia era que el turismo interno estaba resucitando gracias a los más de 637 millones de turistas nacionales que ha habido durante las vacaciones de ocho días por el feriado del Día Nacional que se ha juntado con el Festival del Medio Otoño. Según la Oficina Municipal de Cultura y Turismo de Qingdao, esta ciudad ha recibido 4,47 millones de visitantes estos días. Por ello, muchos temen que este nuevo rebrote -por ahora pequeño- se pueda extender los próximos días por otras ciudades.

En Qingdao, las autoridades han cerrado el hospital donde se ha originado el rebrote y han puesto en cuarentena todos los edificios donde residen las 12 personas infectadas. Ningún vecino puede entrar ni salir de su vivienda. También, esta mañana las autoridades sanitarias de la ciudad han informado que en los próximos cinco días se va a testar a los nueve millones de habitantes de Qingdao. Es decir: pruebas PCR gratuitas para todos los ciudadanos.

Los primeros que ya han pasado los test han sido el personal médico de todos los hospitales de la ciudad, así como gran parte de los pacientes ingresados. Además, otras ciudades de la provincia de Shandong, en la costa este de China, donde se encuentra Qingdao, están empezando a pedir a todos los ciudadanos que ingresen desde el nuevo foco vírico los resultados negativos de la prueba.

En septiembre, en el puerto de Qingdao, dos estibadores dieron positivo. Habían estado manipulando pescado congelado de Rusia que contenía trazas de coronavirus. En menos de 24 horas, los rastreadores localizaron y aislaron a 132 personas que habían estado en contacto directo con los dos estibadores. También pusieron en cuarentena a otras 228 personas que estuvieron conviviendo con ese primer grupo. Y la monitorización de posibles contagios se extendió hasta las 4.341 personas que viven en el mismo barrio que los estibadores infectados.

PRUEBAS MASIVAS
Ahora, Qingdao comenzará con unas pruebas masivas en tiempo récord que ya hemos visto estos meses en otras grandes urbes chinas. Los primeros que pasaron por las pruebas PCR fueron los 11 millones de habitantes de Wuhan. Aunque hay que matizar que las autoridades sanitarias utilizaron lo que se conoce como «prueba de grupo». En cada análisis, combinaron las muestras de al menos 10 personas que se sometieron a los test. Eso significa que, si se salía negativo, ninguno tenía la Covid-19. Pero si salía positivo, había que realizar un nuevo análisis, pero esta vez volviendo a hacer test a todas las personas a las que correspondían las muestras tomadas y luego analizarlas individualmente.

Más en El Mundo
Madrid, pendiente de si Ayuso y Sánchez llegan a un acuerdo antes del Consejo de Ministros
El Mundo
Begoña Villacís será una mujer divorciada antes de que acabe el mes
El Mundo
La misma «prueba de grupo» se llevó acabo en Pekín en junio tras el brote en el mercado de Xinfadi que dejó en total 335 infectados. Las autoridades habilitaron 474 puestos en los barrios de toda la ciudad para testar a más de la mitad de los 21 millones de habitantes de la capital de China. Al noreste del país, otras dos ciudades pasaron por estas pruebas: Urumqi (3,5 millones de habitantes) y Dalian (6 millones).

Este verano, la Comisión Nacional de Salud de China aseguró que se habían realizado más de 90 millones de pruebas de coronavirus desde que comenzó una pandemia que ha dejado en el gigante asiático, según las cifras oficiales, 85.578 contagios y 4.634 fallecidos.

A través de
El Mundo
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba